GUSANITO CON TRANSPARENCIA PARA ESTIMULAR EL GATEO Y EL MANEJO DEL ESPACIO


¿Sabías que el gateo desarrolla la visión, el equilibrio, la motricidad gruesa y fina, la medida del medio y su adaptación, además de otras importantes funciones en un solo ejercicio?

El gateo es una etapa importante en el desarrollo del niño, una destreza básica que le permite explorar y conocer el medio, así cuando el bebé gatea, sostiene su propio cuerpo, tiene mayor resistencia muscular, mejora su control corporal, aprende a coordinar los

movimientos alternativos de piernas y manos, favoreciendo el ejercicio y la coordinación entre los hemisferios cerebrales. Los especialistas señalan que prepara la mano y vista para leer y escribir ya que la visión de puntos cercanos se desarrolla cuando el niño se arrastra y gatea, y es la distancia a la que, más tarde, el niño leerá y escribirá., favorece también, la sensibilidad táctil de los dedos y la palma de la manos, lo que facilitará el agarre de los objetos pequeños. Le ayuda al niño a darse una idea mejor del espacio que le rodea, se orienta y aprende a llegar a una meta superando obstáculos. Muchos de los niños que no gatearon posteriormente se caen o tropiezan con facilidad, chocan contra los objetos, tienen problemas con el manejo de su espacio y no utilizan las manos como medio de protección.

Es muy importante estimular el gateo y apenas el niño empiece a gatear será necesario reforzarlo y desarrollar mayores destrezas motoras.

El Gusanito con transparencia

Mediante este juego de estimulación temprana se podrá aprovechar al máximo los beneficios del gateo, además de favorecer la madurez socio-emocional del niño, entre otros beneficios:

  • Permite al niño arrastrarse y gatear en el interior.
  • Estimular su discriminación visual, al desplazarse por el gusanito y al mismo tiempo “ver” y reconocer lo que hay fuera de él.
  • Atravesar espacios, pasar de un lugar a otro a través del gusanito.
  • Gateando o reptando al través del gusanito, el niño aprenderá a adaptarse a los límites físicos, orientarse y proyectarse en relación a su ubicación de acuerdo al espacio que tiene para desplazarse.
  • Desarrollará conceptos espaciales básicos como cerca-lejos, dentro-fuera.
  • Desarrolla la percepción de profundidad y tridimensionalidad de los objetos.
  • La transparencia al niño le permite trabajar la permanencia de objetos vencer su temor ya que puede ver hacia fuera y sentirse acompañado.
  • Al desplazarse el niño solo, en un lugar cerrado le permite tener mayor confianza en si mismo.


¿Qué juegos puedo realizar con los niños?

Lo primero será dejar al niño explorar el nuevo juego, dejar que lo observe y toque para luego iniciar con las actividades, esta etapa de exploración es necesaria e importante porque si se pasa de inmediato y repentinamente a las actividades el niño puede rehusarse a realizarlas.

  • El niño puede utilizar este juego desde que gatea, con una pelota, haga que observe cómo pasa de un lugar a otro a través del gusanito, de esta manera estaremos enseñando al niño la permanencia de objetos y la relación causa-efecto.
  • Haga juegos con su bebé, salúdelo a través de los orificios, jueguen a pasarse la pelota, esto también se puede realizar entre varios niños para favorecer la interacción social.
  • Estimúlelo a pasar gateando por el gusanito, puede ayudarse con la pelota que más le guste al niño para que éste la siga. También puede utilizar el juguete preferido del bebé y animarlo para que lo alcance atravesando el gusanito.
  • Puede realizar juegos para desarrollar la seguridad y confianza de los niños, pues al principio les puede causar temor pasar por el gusanito ya que es un juego nuevo, tridimensional grande y cerrado. Regule el tamaño, así será más fácil y el niño sentirá más seguro. El objetivo es que el niño pierda el temor de permanecer en un lugar solo y desarrollar paulatinamente su autonomía.
  • Juegue con el niño a través de la transparencia, estará desarrollando el concepto de “permanencia del objeto”, en este caso la madre o la profesora lo saludarán y animarán y él se sentirá acompañado y con mayor confianza en sí mismo y en los demás, se dará cuenta de que no lo han abandonado que las personas que lo acompañan siguen presentes aunque por momento no las pueda ver.
  • Puede trabajar seguimiento de instrucciones y nociones espaciales “dentro y fuera”, dando una instrucción para que los niños coloquen juguetes u objetos “dentro” del gusanito y luego sacarlos para que estén “fuera” de éste.


Recomendaciones para Padres y educadores:

Procure que los productos de estimulación sean durables, seguros y que sean elaborados con material no tóxico, pues estarán en contacto constante con su bebé.

Fotos cortesía de Kiddys House (Productos de estimulación temprana y Psicomotricidad)