INTERVENCIÓN PSICOTERAPÉUTICA


            INTERVENCIÓN PSICOTERAPÉUTICA EN NIÑOS CON
            NECESIDADES ESPECIALES.
Propósito General de la Psicoterapia en Niños con Necesidades Educativas Especiales

La capacidad de adaptación de un niño y su pertenencia al sistema social es uno de los propósito básico de la psicoterapia a niños que tienen necesidades educativas diferentes, es decir que la metodología de acceso y retención de la información social (modales, reglas de convivencia, etc) es distinta, de modo que esta información cultural facilite la expresión adecuada de las pulsiones naturales o programas de vida, que en los animales se conoce con la denominación de instintos

(es decir la instalación de conductas de freno sociales o de cómo orientar las necesidades sexuales, de alimentación, del cómo solicitar afecto, etc)

Niveles de Dependencia e Intervención

El nivel de adaptación la podríamos adecuar de acuerdo a los standarts, asociados fundamentalmente al nivel de dependencia asociado al funcionamiento mental, digamos el nivel de retardo mental acompañado a cualquier síndrome (variación genética: Down, Autista, Soto, Prader Willis, sordera, etc). Estos niveles de retardo son: Leve, Moderado, Severo y Profundo, indicándonos de manera general el criterio de intervención y procedimientos sugeridos, afines a las capacidades intrínsecas a cada nivel de retardo.

Métodos Ortodoxos e intervención multidisciplinaria

Los métodos de intervención se suman a una variedad participativa de profesionales que van desde el médico psiquiatra (cuando se manifiestan síndromes que lo ameritan como psicosis), terapeuta ocupacional, nutricionista, etc. Debido a que una conducta desadaptativa puede tener múltiples causas y el trabajo debe ser preferentemente de carácter multidisciplinario. Comunicándose los resultados entre los diversos profesionales para que exista una consistencia de respuesta frente a las dinámicas de manejo de las conductas desadaptadas.

Por ejemplo, en el caso de un programa de modificación de conducta, un manejo consistente, se refiere a que, la mayor parte de contextos visitados (hogar, escuela, consultorios, etc) mantengan las estrategias de control de las conductas señaladas como negativas y la estimulación de conductas adecuadas.

Algunas de las técnicas empleadas que se enseñan a los implicados en la conducta que se quiere modificar y que son parte de los contextos en que se manifiesta dicha conducta son:

1.- Reforzamiento Positivo: Brindar un aliciente físico (dulces, caramelos) o afectivo (abrazos, sonrisas, caricias) cada vez que manifieste una conducta positiva, reforzando de esta manera la conducta que se quiere instalar, es decir incrementar.

2.- Reforzamiento Negativo: Eliminar los consecuentes placenteros que se obtienen de realizar determinada conducta, su objetivo es extinguir la conducta problemática al eliminar su aliciente (que es lo que le daba placer o era tomado como recompensa y que en última instancia es lo que mantiene la conducta. Ejemplo: Evitar atender o perseguirlo cada vez que se escapa, ya que le resulta entretenido y por tanto recompensante, el hecho que lo persigan).

3.- Sobrecorrecciòn: Hacer que el niño reponga aquello que ha desordenado o generado, de manera que reinvindique su conducta por reconocimiento de las consecuencias, asumiéndolas y devolviéndolas al estado anterior (por ejemplo, limpiar lo que ensucio etc.).

4.- Tiempo Fuera: Alejar al niño del contexto que refuerza su conducta temporalmente, de modo que elija una conducta que este acorde con el grupo y pueda pertenecer y no ser alejado de su contexto. Ej.: Cuando es llevado fuera del salón, debido a que sus compañeros celebran la conducta desarmónica. El niño prefiere cambiar a ser excluido, no se debe abusar de esta técnica, empleable sobretodo en conductas violentas.

Sin embargo, se empieza con las técnicas más sencillas como las de reforzamiento y extinción.

Por último, existen diversos métodos enfocados a trabajar sobre el factor emocional, como la aplicación de terapias florales: Bach, California, Homeopatía y métodos de relajación como la masoterapia, chikung, aromaterapia, cromoterapia y derivadas de la terapia del arte (Danza, pintura, dibujo, música), trabajo corporal (ejercicios catárticos) y el conjunto de metodos que emplea el toque terapéutico (Reiki, Chikung, Digitopresión). Todos ellos acompañando los metodos convencionales y ortodoxo de analizis conductual y programas que trabajan sobre los antes y después, es decir los factores precedentes y consecuentes que alimentan o extinguen progresivamente la conducta objetivo sobre la cual se planifica una intervención.
Lic Iván Salas Dahlqvist
Especialista en psicoterapia infantil.
ivansalasd@gmail.com

Hazte Fan Siguenos Compartir Hazte Fan Siguenos