PROBLEMAS CON LA "S"


             PROBLEMAS CON LA “S”

El sigmatismo es un tipo de dislalia caracterizado por un defecto en la pronunciación de las palabras que contienen el sonido “s”, en algunos casos por la exagerada pronunciación del fonema que ocasiona una especie de silbido (ceceo) y por su sustitución o distorsión como cuando dice “chi” o “shi” en vez de decir “sí”.

Este problema es muy común durante el cambio de dentición entre los 4 y 6 años pero se supera rápidamente con la práctica, antes de esta etapa (3 años) también es normal observar esta dificultad en su lenguaje, pero si a los 4 años el niño aún no ha iniciado el cambio de dientes y ya presenta esta dificultad es necesario trabajarla con ayuda de un especialista.

Por otro lado, también se suele presentar un “ceceo” en aquellos niños cuyos padres presentan esa peculiaridad, ya que asimilan esa forma de hablar como algo normal y cotidiano. Entonces podemos apreciar que la falta de un modelo correcto al hablar también influye en el lenguaje del niño, por tal motivo es muy importante tener esto presente al momento de elegir a las personas que se harán cargo de él.

Para favorecer la adquisición del fonema /s/ se recomiendan los siguientes ejercicios:

Relajación
• Apretar y aflojar los labios.
• Contraer y distender los labios.
• Presionar la lengua contra el paladar y bajarla suavemente.

Respiración/Soplo
• Inspirar el aire por la nariz y botarlo rápidamente por la misma vía.
• Inspirar el aire por la nariz, retenerlo y botarlo lentamente por la boca.
• Inspirar el aire por la nariz, colocar labios y dientes entreabiertos y botar el aire.

Praxias
• Abrir y cerrar la boca despacio.
• Tocar con la punta de la lengua los incisivos superiores e inferiores por fuera y por dentro, alternativamente.
• Dar besos sonoros y sonreír.

Discriminación Auditiva
• Jugar con sonidos onomatopéyicos similares a la “s” (serpiente, abeja, etc.)
• Decir “ritmo” diciendo nombres de cosas que lleven el fonema /s/.
• Mencionar pares de palabras con sonidos similares y que el niño diga si son iguales o diferentes.

Articulación
• Repetir sílabas y palabras que contengan el fonema /s/.
• Buscar dibujos cuyos nombres lleven el fonema /s/ para que los mencione y coloree.
• Repetir trabalenguas, poesías, adivinanzas con el fonema /s/.

Estos ejercicios pueden empezar a realizarse a partir de los 3 años a manera de estimulación, ya que entre esta edad y los 4 años estará listo para incorporarla como parte de su léxico. Si al llegar a los 4 años no se observa un avance recomendamos acudir a un especialista para que le haga una evaluación y tome las medidas terapéuticas necesarias.

Compartir
Hazte Fan Siguenos
Lic. Juvitza Panez Salazar
Especialista en Evaluación y Tratamiento de los Problemas de Lenguaje