EL SUEÑO DE TU NIÑO EN EDAD PREESCOLAR


            EL SUEÑO DE TU NIÑO EN EDAD PREESCOLAR

El niño de edad preescolar aprenderá normas de convivencia que le permitirá desarrollar habilidades sociales y así podrá interactuar con otros niños. A través del movimiento el niño explorará su entorno, organizará sus ideas, también desarrollará un lenguaje. Todo esto demanda mucho desgaste de energía que el pequeño debe recuperar a través del sueño.

¿Te ha pasado que parece que tu hijo es incansable? Los niños pequeños, aproximadamente a los 3 años son capaces de mantenerse despiertos aunque hayan jugado mucho y estén

cansados, pero es importante también que logren dormir. Un niño pequeño necesita dormir por lo menos 12 horas de sueño, aparte de una pequeña siesta durante la tarde. Si eres de las mamás que no quiere que el niño duerma en la tarde para que pueda dormir en la noche, debes empezar a cambiar eso. Una pequeña siesta puede ser de 30 minutos. Es lógico que no quiera dormir si descansa 4 horas durante la tarde, así que tampoco esa es la idea de la siesta.
Generalmente, el niño que está irritable, no duerme bien de noche, y esto puede estar relacionado con comportamientos agresivos, hiperactividad y/o falta de atención. Nosotros los adultos, solemos ponernos de muy mal humor si no podemos dormir bien. Un niño pequeño también, sólo que lo expresará de una manera diferente, que puede ser llorando, gritando, o molestando a los hermanitos.

¿Cómo nos podemos asegurar que el bebé duerma tranquilo por la noche?
• Preparándolo mentalmente. No puede estar jugando playstation, wii, o algún juego de videos antes de ir a dormir, tampoco viendo televisión o películas de acción. Un niño es muy sensible y lo expresará de diferentes maneras.
• No puede ir a la cama inmediatamente después de cenar. Aprovecha el tiempo de reposo antes de dormir, con un cuento o juego tranquilo.
• Los juegos que hagas con tu niño antes de dormir no pueden significar más movimiento y saltos y gritos. En vez de "apagarlo" lo estás "encendiendo" de nuevo.

El monstruo debajo de la cama:

Es probable que tu hijo te de muchas razones para no ir a dormir. Inventar un monstruo que está debajo de su cama, o se despierte con pesadillas. Esto es común en todos los niños. Las pesadillas pueden referirse a algo que pasó durante el día y que las evoca el niño en forma de imágenes o sueños. Va a despertar gritando o llorando mucho. Notarás que su llanto es totalmente diferente al de engreimiento o aburrimiento, así que préstale atención y cálmalo, necesita que lo tranquilices. Puedes pedirle que te hable de lo que ha sucedido, y ayúdale a inventar un final diferente. Tienes que quedarte con él hasta que se calme.
Importante: Si lo sacas de la cama, el niño te llamará todas las noches para que hagas lo mismo. Tranquilízalo, cálmalo pero no lo saques de la cama. Es normal que las mamás se preocupen al ver a sus niños llorando pero necesitan de tu tranquilidad para sentirse seguros.

Compartir
Hazte Fan Siguenos

Diana Buchelli Rodríguez
Asesora Pedagógica