¿Por qué estimular la coordinación visomotriz?


Durante los primeros meses, va logrando la precisión necesaria para poder en un inicio, coger los objetos de modo ya intencional. Progresivamente, el niño realizará cada vez mejor sus movimientos mediante actividades lúdicas, perfeccionándolos a través de la repetición. La coordinación visomotriz, implica la capacidad de realizar movimientos coordinados entre el cuerpo y la vista. Entonces tenemos los diferentes tipos de coordinación visomotriz que se pueden estimular:

  • Ojo-mano
  • Ojo-pie
  • Ojo-brazos
  • Ojo-piernas
  • Ojo-cabeza
  • Ojo-tronco

Los juegos motrices van a ayudar al niño en esta tarea, perfeccionando estas habilidades al iniciarse la educación preescolar en donde se enfatizan estas actividades pues está comprobado que la coordinación visomotriz es fundamental para el inicio de la lectoescritura. El desarrollo de esta es esencial para el niño.

Actividades que estimulan la coordinación visomotriz

  1. Enhebrar cuentas (collarines, pasados)
  2. Realizar movimientos o figuras (geométricas) empleando sólo la cabeza.
  3. Hacer juegos de dibujos en el aire.
  4. Realizar juegos de dedos con ambas manos (moviéndolas al estilo Witsy araña)
  5. Actividades con papel, picado, razgado.
  6. Realizar modelado en plastilina, cerámica fría.
  7. Realizar seguimiento de líneas, caminos o laberintos.
  8. Cortar trayectorias, o contornos.
  9. Unir puntos.
  10. Juegos de manos, con el compañero: aplaudir, chocar.
  11. Patear la pelota hacia una dirección.