Influencia de la Etapa Prenatal en el Desarrollo Emocional del Niño


Las numerosas investigaciones coinciden en que las actitudes y sentimientos de la madre en la etapa prenatal influyen en la personalidad del niño. El bebé, antes de nacer no sólo es capaz de experimentar a través de sus sentidos y de aprender, es capaz de sentir y percibir emociones, sentimientos, mensajes que le son transmitidos en el útero a través de ella.

 

Esto nos da a conocer la poderosa fuente de aprendizaje que es la madre; sus alegrías, la satisfacción y el amor que tiene le son transmitidos al bebé, como también sus penas, miedos y angustias.

El Dr. Verny es uno de los estudiosos de el desarrollo del psiquismo fetal en la etapa prenatal, según sus investigaciones el bebé tiene en el vientre ?experiencias? y que estas son almacenadas en su memoria y posteriormente se presentan en la vida adulta a manera de ?huellas?. Los bebés, incluso antes de nacer, tienen una necesidad de amor que es alimentado por los sentimientos y pensamientos de la madre. Sobre esto comenta: "el amor de una madre hacia su hijo/a, las ideas que se forma de él, la riqueza de comunicación que establece con él, tienen una influencia determinante sobre su desarrollo físico, sobre las líneas de fuerza de su personalidad y sobre sus predisposiciones de carácter?.

El profesor P. Fedor-Freybergh, de la Universidad de Estocolmo (Conferencia de Marie-Andrée BERTIN, 2001) narra el caso de una recién nacida que desde su nacimiento, rechazaba obstinadamente el pecho de su madre, mientras que se abalanzaba sobre el biberón cuando se le presentaba, y se aferraba al pecho de otra mujer mamando vigorosamente. Una intuición del Profesor le hizo preguntar a la madre: "Señora, ¿verdaderamente deseaba Ud. tener este hijo?" "No", admitió ella. Yo quería abortar. Pero mi marido deseaba tenerlo y entonces decidí tenerlo". Según Freybergh la niña había percibido el rechazo de su madre y se lo devolvía como un espejo. La madre lo entendió, su niña le había tocado el corazón, cambió de actitud y las cosas se arreglaron.

Este es un ejemplo de cómo los sentimientos negativos de la madre afectan a la niña, pero lo contrario sucede cuando la madre vivencia estados de felicidad y de bienestar, en este caso lo que comunicará al bebé será tranquilidad, alegría.

El papel del padre

El papel del padre también fundamental en esta etapa, los sentimientos y actitudes que tiene hacia la madre y hacia el bebé es lo que contribuye a que el embarazo sea saludable y rodeado de un entorno agradable, en esta etapa la mujer embarazada es aún más sensible a los conflictos de pareja, si el hombre brinda afecto esto servirá como un soporte o apoyo emocional a la futura madre y fortalecerá el vínculo afectivo padres-bebé.


La madre puede proteger al bebé de las perturbaciones del entorno

Los investigadores, también afirman que no todos lo conflictos, angustias o preocupaciones afectan al bebé, sólo se consideran aquellas perturbaciones profundas y duraderas que comprometan la seguridad de la madre y del bebé; en todo caso, hay situaciones estresantes, eventos inesperados o inevitables como la muerte de un familiar o del conyugue, problemas económicos que afectan a la madre y al bebé, para poder afrontar adecuadamente estas situaciones la mejor será pensar en el bienestar del bebé y transmitirle mucho amor, para el Dr. Thomas Verny el amor es el escudo protector que puede hacer frente a condiciones muy adversas.