Mi niño tiene miedo a la oscuridad, ¿qué hago?


07 de Agosto del 2012

¿Quién no ha sentido miedo en algún momento? ¿Quién tenía miedo cuando era pequeño?  
 
Yo me acuerdo que tenía la seguridad que había un “ser extraño” viviendo debajo de mi cama. Por eso siempre trataba de dar un salto enorme desde mi cama a la puerta de mi habitación y así no se daba cuenta de que llegaba a dormir o que me levantaba.  También tenía la seguridad de que, si tenía mucho miedo, podía llamar a mi papá y el venía a supervisar  que el “ser extraño” ya se había ido y podía seguir durmiendo.
 
Todos los niños sienten miedo: son evolutivos, específicos de cada etapa y van cambiando de acuerdo con el desarrollo cognitivo de cada niño. Es normal que, a lo largo de su desarrollo, tu pequeño vaya a pasar por varias etapas donde puede tener uno o más temores. Recuerda que cada niño lo vive y reacciona ante ellos  de diferente manera.
 
Miedo a la oscuridad:
 
 
Aparece, aproximadamente, a los dos años de edad y desaparece alrededor de los nueve años. El miedo a la oscuridad es una combinación de varios tipos de miedos, como miedo a monstruos, soledad, separación, etc.
 
La oscuridad, por sí sola, no es amenazante pero se asocia con acontecimientos de miedo. Por ejemplo: El monstruo hace ruido en la noche cuando te vas a dormir. Influyen también situaciones tales como truenos, viento que mueva las persianas, etc.
 
 
¿Qué hacer?
  • Ponernos en el lugar de nuestro hijo y reflejar el sentimiento de miedo (veo que estás asustado…).
  • Estar tranquilos, sin mostrar (al menos delante de él) preocupación o angustia.
  • No forzar al niño a hacer las conductas que teme.
  • Cuando tu pequeño no quiera entrar a la habitación, porque tiene miedo, que entre el papá primero a oscuras. Para enseñarle que está a “salvo”.  ¡El confía en ti!
  • Cuando esté llorando tú pequeño, entrar a la habitación sin encender la luz.
  • Juega con tu pequeño con la luz apagada, con linternas, estrellas etc.
  • Habla con él sobre la noche, la luna, estrellas…  
 
Más adelante veremos más actividades para que puedas trasmitirle seguridad y comprensión a tu hijo en esta etapa y, así, ayudarle  a desarrollar una sana y sólida autoestima y autonomía; de esta manera, podrá enfrentarse, a su tiempo, a todos  los miedos propios de la edad.
 
 
Actividad:
 
Cuento: Papá, por favor, consígueme la luna, de Eric Carle.
 
 
Material:
  • Cartulina azul, negra y marrón.
  • Cuadritos de papel aluminio.
  • Pegamento.
  • Pincel.
  • Celo/Diurex
  • Pegamento con purpurina
  • Tijeras.
  • Linterna.
 
En acción:
 
 
1. Apaga la luz y solo con una linterna o una pequeña luz, puedes contarle el cuento y hacer la manualidad.

2. En la cartulina azul, marca un círculo y recórtalo…

3. En la cartulina marrón, también dibuja un círculo, pero no lo recortes.

4.  Dile a tu pequeño que coloque un poco de  pegamento dentro del círculo y pegue los cuadritos de papel aluminio.  

 

5.  Con  el celo/diurex une la cartulina azul con la cartulina marrón.

6.  La cartulina negra, la colocas en medio de las dos cartulinas. De esta manera puede moverla y hacer que la luna aparezca y desaparezca.

 

7.  Con el pegamento con purpurina, invita a tu pequeño hacer unas estrellas alrededor de la luna.

 
 
 
 
Este artículo es una colaboración de:
Valentina Ganem
Psicóloga



¿Comentario o consulta?
Debe Iniciar Sesión para comentar.
 
Tu mensaje se publicará en esta misma pagina
 
Nuestras especialistas te
responderán en la seccion
Consultas