INTEGRACIÓN SENSORIAL


27 de Diciembre del 2010

Eliana Peñaloza Suárez, terapeuta ocupacional e integradora sensorial, define la integración sensorial como la organización de las sensaciones para producir conductas adaptativas y aprendizajes, las cuales permiten el adecuado funcionamiento del cerebro y del cuerpo. Lo considera el más importante de los procesos sensoriales realizados por el cerebro.

 Menciona que la integración sensorial se realiza en las áreas sensoriales del cerebro a partir de la información que constantemente llega a él procedente de cada una de las partes de nuestro cuerpo y del medio ambiente gracias a los sentidos que captan fragmentos de información que luego se integran para volverse significativos, es decir, se convierta en percepciones organizadas e inteligibles.

 Para que esto ocurra, diferentes estructuras cerebrales trabajan en equipo localizando, clasificando y organizando el influjo sensorial. Este trabajo solo es posible cuando la información que asciende hasta estas estructuras llega de manera organizada, de lo contrario es desechada pues su lectura o decodificación se hace imposible, explica Peñaloza.

 La integración sensorial abarca todas las sensaciones en un todo asociado. Por ejemplo, al partir y comer una naranja, estamos haciendo uso del olfato al sentir el aroma que desprende la fruta, usamos el gusto al momento de comerlo y así percibimos su sabor, las manos al cortar la naranja pero es a través de la piel que descubrimos la textura y densidad de la fruta, en este acto el oído no interviene directamente pero va captando los sonidos que se producen al cortar, chocar la fruta con el plato o la mesa.

 Otros sentidos que podemos considerar es el vestibular y el propioceptivo, ya que la postura que adoptemos para realizar el acto de cortar y comer también se verá involucrado, de la misma manera los movimientos que se realizarán deberán ser los apropiados de acuerdo al espacio donde se actúa. Todos los sentidos actúan de forma inconsciente y es necesario hacerlo consiente.

 Este proceso de integración sensorial, agrega Peñaloza, se inicia en el útero, cuando el bebe “siente” los movimientos del cuerpo de la madre y continúa al nacer a través de los juegos ya que le permite al niño organizar las sensaciones de su cuerpo y la gravedad actuando sobre él, porque a partir de los juegos el niño hace uso de todos los sentidos antes mencionados.

 Las experiencias sensoriales son usadas en el tratamiento de Integración Sensorial, estas experiencias deberán ser guiadas por el especialista para lograr un óptimo nivel de atención en el niño y a partir de esto encaminar las situaciones al logro de capacidades específicas que se deseen incluir o adaptar.

 El tratamiento de Integración Sensorial favorece a todas las áreas de desarrollo del niño, de aquí su gran importancia. Todos tenemos disfunciones sensoriales pero sólo requieren de un tratamiento aquellos que éstas interfieren en su vida cotidiana.

 ¿Cómo identificar a los niños con disfunción sensorial?

De acuerdo al Lic. Pedro Sánchez V., algunas características que el niño presenta cuando tiene dificultades a nivel sensorial o motor son las siguientes:

·Pobre autorregulación.

·Problemas de atención.

·Rechazo táctil: no permite que lo toquen o tocar.

·Rechazo visual (evita la mirada).

·Tono muscular pobre.

·Pobre habilidad motora gruesa en habilidades tales como, patear, coger o lanzar.

.Dificultad con el equilibrio, secuencia de movimientos y coordinación bilateral.

.Dificultades con la percepción de su propio cuerpo

·Dificultad con el desarrollo manual y con la escritura.

·Dificultades del habla




¿Comentario o consulta?
Debe Iniciar Sesión para comentar.
 
Tu mensaje se publicará en esta misma pagina
 
Nuestras especialistas te
responderán en la seccion
Consultas